Carta del Presidente del Directorio

header memoria

Estimados Accionistas,

Me dirijo a ustedes, como Presidente del Directorio, para comentar y someter a su consideración los Estados Financieros de la Sociedad y los hechos más significativos del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2016. En primer lugar, quiero destacar que el 2016, si bien los resultados obtenidos estuvieron por debajo de nuestras expectativas, considero que fueron satisfactorios dado el difícil escenario con el cual nos tocó lidiar.

Principalmente, enfrentamos una importante desaceleración económica que llevó a los consumidores a buscar productos más económicos, los que en muchos casos se encuentran en las marcas propias, y por otra parte, las marcas tradicionales respondieron con precios más agresivos, todo lo cual terminó afectando el valor de las categorías.

Este efecto repercutió en gran parte de los negocios de Watt’s. Las categorías lácteas se vieron especialmente afectadas durante todo el 2016 por los bajos precios internacionales de los distintos commodities lácteos. Esta situación deterioró el balance interno lácteo, aumentando las importaciones, dificultándole a las empresas exportar sus excedentes, generando un sobre stock en Chile, lo que sumado a la contracción del consumo, desató una competencia muy agresiva con fuertes bajas de precios en el mercado nacional, degradando la rentabilidad del negocio Lácteo, el cual en nuestro caso contribuye con el 38% de los ingresos.

En este contexto, los supermercados han entrado en una agresiva política de promociones de precios llamada “High-Low”, donde la compra se genera principalmente bajo condiciones promocionales, acostumbrando al consumidor a comprar bajo este esquema. Esta estrategia, en un período de restricción de consumo como el que se está viviendo en Chile, ha afectado el valor de las categorías en el corto plazo.

Como si el contexto económico nacional e internacional no fuese suficiente, las políticas públicas nacionales contribuyeron a dificultar nuestra operatoria. En Junio entró a regir una nueva reglamentación de los alimentos que nos obligó a trabajar durante más de un año reformulando alimentos para evitar los logos de “Alto En”, y en aquellos que no era factible evitar los logos, cambiando los envases para incorporarles los sellos.

A la complejidad de esta normativa, se sumó un cambio en la interpretación de la entrada en vigencia de la ley, la cual históricamente corría según la fecha de elaboración de los productos, a una en que la fecha relevante era la de comercialización en los puntos de venta. Esto afectó fuertemente las relaciones con nuestros clientes que empezaron a exigir productos con el nuevo rotulado con meses de anticipación, lo que obligó a grandes liquidaciones e incluso decomisos de producto en buen estado.

Nuestras ventas totales fueron de $379.676 millones, lo que representa una disminución de 1,7% con respecto al año 2015. El resultado operacional alcanzó los $32.947 millones de utilidad, que significa una caída de 16,2% versus los $39.309 millones del año anterior. Este resultado obtenido representa un 8,7% de la venta lo que está por debajo de nuestros objetivos de rentabilidad. La pérdida no operacional muestra una mejora de $3.037 millones respecto a la registrada en el ejercicio anterior.

Las principales variaciones se encuentran en Otras Ganancias (pérdidas) partida que muestra una mejora de $1.876 millones producto principalmente de ingresos extraordinarios provenientes de un pago de CCU S.A. relacionado con la ampliación del acuerdo de Promarca que solo operaba en Chile extendiéndolo a Argentina, Uruguay y Paraguay.

También se presenta una mejora en Resultados por Unidades de Reajuste por $1.089 millones gracias a una menor inflación con respecto al año 2015 la cual tiene efecto sobre nuestra deuda que mayoritariamente está en UF. La utilidad del ejercicio 2016 alcanzó los $20.494 millones, $2.981 millones por debajo de los obtenidos en el ejercicio anterior, lo que significa una disminución del 12,7% respecto del año 2015.

En relación a nuestra estrategia de crecimiento rentable de largo plazo, estuvimos trabajando todo el año en poder llevar a cabo la compra de Danone Chile, la cual se anunció el mes de septiembre y se concretó el 8 de febrero de 2017. Con esta operación, Watt’s fortalece su participación en yogures y suma a sus marcas Loncoleche Sin Lactosa y Regimel, las marcas Calán, Danone, Activia, Danone Light y Griego de Danone, estas últimas cuatro bajo un acuerdo de licencia por 15 años con la francesa Compaigne Gervais Danone.

En la dimensión comercial, hicimos algunos cambios en nuestra estructura, lo que nos permitirá relacionarnos de mejor forma con nuestros clientes. Hoy en día se hace necesario que nuestro equipo de ventas tenga un mayor conocimiento de las tendencias de cada uno de los mercados en que participamos y un mayor conocimiento del consumidor y del comprador lo cual esperamos lograr con esta nueva estructura.

También hemos decidido aumentar nuestros esfuerzos por lograr una ejecución impecable en el punto de venta, y brindar un servicio cada vez más personalizado frente a las necesidades de nuestros clientes. En el ámbito del gobierno corporativo, durante el año se implementaron varias medidas que tienen su origen en la decisión de directorio de mejorar las Prácticas de Gobierno Corporativo, Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible, junto con aumentar los controles que permitan evitar, en la medida de lo posible, situaciones complejas en las que se han visto involucradas varias compañías. Para esto, en parte nos hemos basado en la Norma de Carácter General Nro. 385 de la Superintendencia de Valores y Seguros que contiene variadas sugerencias en estas materias.

Es así como se implementó un Comité de Asuntos Corporativos con miembros del Directorio que revisa todos los temas relacionados con Auditoría Interna y Externa, Mapa de Riesgo y Desarrollo Sostenible. También se sometió a la empresa a una auditoría en temas de Libre Competencia, la cual se enmarca en un completo programa de compliance contratado a un estudio de abogados experto en este tema.

Por otra parte, buscando que los inversionistas institucionales tengan un mejor conocimiento de la compañía, se organizó un desayuno en la planta de San Bernardo donde además de revisar la estrategia y los números de la compañía, se realizó una visita guiada a las instalaciones productivas y al centro de distribución. Nuestra área de Desarrollo estuvo principalmente concentrada en adaptar productos y envases acorde a la nueva ley de etiquetado de alimentos.

En paralelo con eso, no descuidamos nuestra agenda de innovación, lo que nos permitió seguir lanzando productos, entre los que destacamos, cremas de espárragos, de arvejas, de zapallo y de lentejas bajo la marca Wasil, leches Loncoleche Break y Loncoleche Advance, con beneficios específicos para distintos grupos etarios, jugos y néctares Selección en formato 1,75 lts., una nueva línea de hortalizas premium en envases Tetra Recart con la marca Frutos del Maipo y mermeladas Watt’s sin azúcar en formato doy pack con dosificador.

En relación a nuestra operación coligada en el exterior, Laive en Perú alcanzó ventas por S/.526 millones (equivalentes a US$155 millones), correspondiente a un crecimiento de 6,3% respecto al año anterior. La utilidad fue de S/.9,7 millones, 6,9% superior al año anterior. El EBITDA alcanzó los S/.39,6 millones, un 14,3% por sobre el año 2015.

Estas mejoras en los resultados de Laive se dan por un lado debido a condiciones de mercado más favorables, como también por el trabajo interno que se ha llevado a cabo en la contención de los gastos. Nuestra filial Viña Santa Carolina, aun cuando presenta números inferiores al ejercicio 2015, sigue mostrando resultados positivos con su estrategia de crecimiento rentable en los países donde ha venido desarrollándose.

Las ventas alcanzaron los $49.874 millones representando una disminución de 2,1% respecto del año 2015. A nivel de resultado operacional, este alcanzó $5.427 millones frente a los $6.167 millones del año anterior y el resultado del ejercicio alcanzó los $2.969 millones frente a $3.532 millones del año 2016.

Quiero terminar este mensaje, reconociendo a nombre del Directorio, el trabajo de todas las personas, operadores, técnicos, administrativos, profesionales y ejecutivos que día a día se esfuerzan para que Watt’s S.A y sus filiales sigan siendo empresas reconocidas en Chile y el extranjero. Estoy seguro que con ese trabajo y dedicación seremos capaces de retomar la senda de crecimiento rentable que hemos definido para nuestra compañía.

 

Fernando Larrain Peña
Presidente Watt´s S.A.